¿Se puede malacostumbrar a un bebé si lo cogemos mucho en brazos?

bebé en brazos

Algunas personas piensan que coger mucho a un bebé en brazos puede hacer que éste se malacostumbre, pero esto es totalmente erróneo. 

No solo no se malacostumbrará, sino todo lo contrario, ya que lo necesita.

Tu bebé necesita cercanía y contacto con sus papás, ya que es absolutamente incapaz de hacer nada por sí mismo.

Si lo cogéis mucho en brazos se acostumbrará a ser bien tratado, se verá satisfecha su necesidad de contacto y cuando se haga mayor tendrá la capacidad de explorar su entorno cada vez de manera mucho más autónoma, aunque la necesidad de afecto y cariño permanecerá toda su vida.

¡Disfrutad del momento!

 
 
 
 
 

Colocación correcta para dar de mamar

posición lactancia

Dar el pecho ni tiene porqué doler, sino todo lo contrario, resulta un momento agradable para la madre y su bebé.     

Una correcta posición al pecho permite al bebé un menor esfuerzo y un estímulo adecuado y eficaz para obtener una buena producción de leche. De esta manera, el bebé se quedará satisfecho y aumentará de peso adecuadamente, resultado una experiencia para madre e hijo agradable.   

Si durante la lactancia la madre tiene dolor, es signo de que la postura puede ser no adecuada y debe ser corregida. En este caso se puede romper el vacío de la boca del bebé metiendo un dedo por la comisura de su boquita y empezar otra vez de nuevo.     

SIGNOS DE UNA CORRECTA POSICIÓN

Labios doblados hacia fuera.

Se ve más areola por encima de la boca que por debajo.

La nariz se apoya ligeramente sobre el pecho. 

Las mejillas del bebé están redondeadas y se mueven su mandíbula, sien y orejita.

La lengua del bebé está debajo del pecho.

El bebé succiona y traga con pausas ocasionales.

La madre no tiene sensación dolorosa.

El bebé suelta el pecho espontáneamente.

La cabeza del bebé está más o menos inclinada según sea la dirección del eje del pecho.

SIGNOS DE UNA INCORRECTA POSICIÓN  

La posición incorrecta ocurre cuando el bebé mama sólo del pezón, causando dolor y pudiendo provocar grietas a la mamá, y además puede impedir también que se vacíe adecuadamente el pecho, provocando ingurgitación, inflamación y, a veces, mastitis.   

Cuando el bebé no mama adecuadamente, necesita estar más tiempo con cada pecho y rara vez suelta el pecho por sí mismo.   

Para identificar un bebé que no mama adecuadamente podemos guiarnos por algunos signos como:  

Más areola por debajo de la boca que por encima, o la misma cantidad por encima que por debajo.

La boca del bebé no está bien abierta.

El labio inferior está doblado hacia adentro.

El mentón no toca el pecho.

Las mejillas del bebé se hunden hacia dentro mientras mama, succión rápida y ruidosa.

El pecho está tirante como si lo estiraran durante el tiempo que mama.

El pezón queda aplastado después de mamar.

En ocasiones pueden ser un poco agobiantes tantas explicaciones, pero es importante que no te agobies, ya que la naturaleza es sabia y por instinto va a surgir todo. Además tu matrona va a estar junto a ti para ayudarte. Amamantar es algo más que hacer pasar la leche con eficacia desde la glándula mamaria a la boquita del bebé, también es una expresión de amor.

 

 

 

 
 
 
 

La salud de la mujer

salud de la mujer

La salud de la mujer es distinta y desigual en relación con la del hombre.

Distinta porque hay factores genéticos, hereditarios, fisiológicos, etc que se manifiestan de forma diferente en su salud y en los riesgos de enfermar, y también porque hay otros factores que en parte son explicados por el género, que influyen sobre la salud de las personas.

Hasta hace unos años, tradicionalmente la mujer llevaba la responsabilidad del cuidado de la familia y de sus necesidades, originando todo esto estrés y sobrecarga que influía de manera negativa en su estado de salud y limitaba el desarrollo de sus posibilidades de desarrollo personal y social. Actualmente esto está cambiando poco  a poco, aunque todavía son muchas mujeres las que lo pueden experimentar en sus propias carnes.

Un reflejo de esto es que las amas de casa utilizan más la consulta médica, consumen más fármacos y acuden más a urgencias que las que trabajan fuera del hogar, independientemente de la edad que tengan.  Por tanto, la situación que vive la mujer puede conllevar problemas de salud con unas necesidades específicas, distintas a las del hombre.

Desde el sistema sanitario actual se ofertan diferentes programas de salud dirigidos a momentos vitales o situaciones específicas de la mujer, siendo los más importantes:

Planificación familiar o anticoncepción.

Embarazo, parto y puerperio.

Detección precoz de las mujeres con cáncer de mama o ginecológico.

Atención a la mujer en el climaterio.

La matrona es el personal sanitario de referencia durante toda la vida de la mujer, ayudando a la mujer en múltiples circunstancias.

¡Si todavía no conoces a tu matrona de referencia, acude a ella y deja que te ayude en lo que necesites!

 
 
 
 

¿Todas las mujeres pueden amamantar?

todas las mujeres pueden amamantar

Cualquier mujer tiene la capacidad de dar el pecho, siendo las causas que contraindican la lactancia materna (algunas enfermedades o medicamentos) muy raras y excepcionales, ya que hoy en día, casi todas las enfermedades maternas tienen algún tratamiento que se pueden llevar a cabo sin necesidad de suspender la lactancia materna.  

En cuanto al tamaño de los pechos, no influye para amamantar. Todos los pechos son aptos para amamantar y el tamaño mayor o menor de éstos no influye en la cantidad ni calidad de la leche que producen.   

La cantidad de leche que produce la mujer dependerá de la eficacia y frecuencia de las tomas. Cuantas más veces y más tiempo mame el bebé, más leche se producirá.    

Todos los pezones son válidos para dar lactancia materna, sin importar su tamaño, incluso aquellos que están invertidos, ya que el bebe se agarra a la areola y no al pezón.   

Es muy importante empezar la primera toma lo antes posible tras el parto, siempre que las condiciones lo permitan, para aprovechar el tiempo de alerta máxima del recién nacido.  

El pecho no necesita ninguna preparación especial para amamantar. Tampoco se recomienda lavar el pecho en cada tomo, ya que se ha demostrado que tanto el jabón como el alcohol aumentan la incidencia de dolor del pezón, destruyéndose la protección natural que aportan las pequeñas glándulas que rodean la areola. Es suficiente con la ducha diaria.   

Si hay un problema de dolor en los pezones o aparecen grietas, una de las posibles causas es la incorrecta posición del bebé al pecho, siendo necesario para solucionar el problema modificar esta postura buscando la forma correcta.   

Si tienes problemas durante tu lactancia, la matrona está disponible cuando lo necesites para poder ayudarte. No dudes en consultarle a ella.

 

 

 
 
 
 
 

 

Conocimientos sobre salud sexual y reproductiva en la adolescencia

sexualidad adolescencia

El bienestar sexual y la sexualidad de los adolescentes son componentes integrales de su salud y desarrollo.

Todos los seres humanos somos intrínsecamente sexuales y el desarrollo sexual va evolucionando desde la infancia hasta la vejez. El periodo de la adolescencia es un momento ideal para abordar el tema de la salud sexual y las inquietudes sobre ello en este colectivo, con el fin de mejorar la salud y prevenir problemas debidos al desconocimiento que pueden repercutir el resto de sus vidas.

En la adolescencia se producen un proceso de reestructuración, de muchos cambios, especialmente debido a las modificaciones hormonales, que originan la aparición de los caracteres sexuales secundarios, la transformación y crecimientos de los genitales y la aparición de la pubertad.

El adolescente empieza a interesarse sobre las relaciones sexuales, por eso es muy importante que los educadores como son los profesores y padres, tengan información necesaria sobre los métodos anticonceptivos y el riesgo que pueden tener en las relaciones sexuales, así como otros conceptos clave en la salud sexual y reproductiva.

En ocasiones, por pudor y desinformación en la familia y el ámbito educativo, no se da la información necesaria sobre la salud sexual y reproductiva en los adolescentes, siendo esto necesario como ya he comentado.

La matrona es el profesional sanitario más preparado para poder llevar esto a cabo, ya que está dentro de sus competencias y tiene los conocimientos, habilidades y actitudes para hacerlo de la mejor forma. La matrona también está capacitada para formar a familias y educadores sobre este tema para poder ellos continuar ayudando e informando a los jóvenes.

¡Si tienes dudas, pregunta a tu matrona!