¿Es necesario hacer una episiotomía para parir?

episiotomía parto

Se entiende por episiotomía el corte realizado en el área genital durante el parto para ampliar la zona de paso del bebé y favorecer su nacimiento

Esta técnica es ampliamente utilizada en muchos partos desde el siglo XVIII hasta nuestros días, a pesar de que los estudios científicos consideran que no es una técnica necesaria en la mayoría de ellos

Los que practican esta técnica la justifican en la disminución de los desgarros de la zona, en la prevención de complicaciones en el suelo pélvico y de la incontinencia urinaria y fecal. 

Sin embargo, la evidencia científica proporciona las siguientes recomendaciones en el uso de la episiotomía durante el parto:

  • No debe practicarse la episiotomía de rutina en el parto normal.
  • La episiotomía debe realizarse si hay necesidad clínica, como un parto instrumental y sospecha de riesgo de sufrimiento fetal.
  • Antes de realizar una episiotomía es necesaria una buena analgesia de la zona, excepto una emergencia.
  • Cuando se realiza una episiotomía la técnica recomendada es la medio lateral.
  • La episiotomía no debe ser realizada de forma rutinaria durante un parto vaginal en mujeres con desgarros graves en partos anteriores.


A pesar de ello, la episiotomía se ha convertido en algunos sitios en rutinaria, no teniendo en cuenta los posibles efectos adversos de esta técnica, incluyendo la extensión de ésta a desgarros graves del periné, incontinencia fecal, y dolor en las relaciones sexuales, etc.

Habla con tu matrona durante el parto sobre tus preferencias, es importante que ella sepa que conoces las recomendaciones sobre esta técnica, y que ella la ponga en práctica únicamente en los casos necesarios.

Portea a tu bebé

bebé porteo

El porteo es una forma de crianza en la que se lleva al bebé encima de nosotros.

Se ha demostrado que practicando el porteo, los niños lloran menos, se sienten más seguros, se refuerza en vínculo entre el bebé y los padres y se afianza la lactancia materna.

Esto se debe a que el recién nacido ha estado 9 meses dentro de su madre oyendo su latido cardiaco, escuchando su voz y en un constante movimiento, por lo que si una vez fuera imitamos el estado del interior del útero, el bebé se sentirá más tranquilo y seguro. 

En el blog «Matronas y tu» de la FAME (Federación de Asociaciones de Matronas de España) se habla sobre este tema, no considerándose para nada una nueva moda, ya que desde hace muchos siglos se viene practicando.

¿Cómo se portea a un bebé? ¿Qué ventajas tiene portear? ¿Cuál es el mejor portabebés para ti? Descúbrelas aquí.

 

 

Signos de alarma durante el embarazo

signos de alarma embarazo

Durante el embarazo debes acudir a tu centro sanitario ante la presencia de signos anormales que no paran y que te produzcan malestar general

Si durante el embarazo observas o notas algunos de los síntomas que se describen a continuación debes comunicarlo cuanto antes a tu médico/matrona:

  • Pérdida de sangre por la vagina, aunque sea de escaso contenido.
  • Pérdida de líquido por vagina, acompañado o no, de escozor o picor genital.
  • Dolor abdominal intenso y continuo.
  • Nauseas y vómitos intensos.
  • Fiebre mayo a 38ºC.
  • Disminución repentina y notable de la cantidad de orina.
  • Dolor y escozor al orinar.
  • Hinchazón repentina de pies, manos y cara.
  • Mareos intensos o trastornos de la visión, como aparición de manchas, destellos de luz, etc.
  • Dolor de cabeza fuerte y persistente.
  • Ausencia de movimientos fetales a partir del 5º mes.
  • Cambio brusco del tamaño del útero.
  • Presencia de contracciones fuertes e intensas, o muy frecuentes.



Estos signos no tienen por qué indicar necesariamente problemas graves para tu salud o la del bebé, pero ante la duda acude cuanto antes a un centro sanitario para que pueda valorarte un profesional sanitario. 





¿Estoy embarazada?

dudas embarazo

El signo más claro de embarazo es la falta de regla o menstruación. Si conoces tus ciclos menstruales te será más fácil darte cuenta del atraso, por eso es importante que lo apuntes cada mes en algún calendario.

Además, puedes tener la sensación de hinchazón, hormigueo, e incluso molestias en los pechos

También puedes notar ligeras molestias en la parte baja del vientre, en algunas ocasiones nauseas.

Es importante saber lo antes posible si estás embarazada. El embarazo se puede confirmar con untest de embarazo los primeros días de retraso. Puedes cómpralo en la farmacia o acudir para que te lo realicen en tu Centro de Salud.

Mientras tengas dudas de que puedes estar embarazada, cuídate como si lo estuvieras

La confirmación y el seguimiento del embarazo es importante para tu salud y la de tu bebé, por lo que acude a tu médico/matrona lo antes posible para que te informen sobre las pautas a seguir a partir de ahora.




El cólico del lactante

cólico del lactante

¿QUÉ ES?

El cólico del lactante es un episodio de llanto excesivo y prolongado (de 3 horas o más al día) e inconsolable que afecta a los bebés sanos y bien alimentados sin causa aparente

Ocurre sobre todo por la tarde o a primeras horas de la noche y se suele repetir durante un tiempo, todos los días en las mismas condiciones. 

Es bastante frecuente a los largo de los tres primeros meses de vida del recién nacido, generalmente no antes de los 15 días. 

El lactante puede estar llorando incluso de una toma a otra, y llega un momento que para. 

El cólico de lactante no es una enfermedad, sino una situación que desaparecerá. 


CAUSAS

Debido a los gases y estiramientos bruscos que a menudo acompañan a los cólicos, tradicionalmente se ha asociado el problema a molestias intestinales, aunque lo cierto es que no se conocen con seguridad las causas que lo desencadenan y si al bebe realmente le duele la tripa. 


¿CÓMO SE SIENTE EL BEBÉ?

Durante estos episodios de cólicos del lactante, el bebé se encuentra muy inquieto y tiene un llanto difícil de consolar. Se encoge, y si se le ofrece el pecho lo agarra pero en pocos segundos lo suelta.


MEDIDAS PARA ALIVIAR LOS CÓLICOS DEL LACTANTE

Como primera medida se puede consultar con el pediatra acerca de estos episodios, ya que nos puede ayudar a entender lo que pasa y descartar que puedan existir otros problemas. 

Cuando empiece a llorar, primero descartaremos que tenga hambre, frio o calor, que tenga el pañal sucio, o ver si quiere dormir

Una vez que hayamos comprobado que no hay ningún problema médico y que todo es correcto, es importante tomarnos esta situación con tranquilidad, ya que una actitud ansiosa o de nerviosismo puede empeorar aun más la situación.

Comprender lo que le pasa no ayudará a calmarle y consolarle mejor. 

Puede ayudar a mejorar el problema:

  • Ambiente tranquilo.
  • Consolarle.
  • Mecerle sin movimientos bruscos.
  • Masajearle la tripa.
  • Alternar las posturas en las que le cojamos, favoreciendo aquellas en las que el bebé se encuentre más a gusto.  



Para que tu no te pongas nerviosa y esto afecte a la situación, intenta compartir los cuidados con otra persona, especialmente con el padre, ten presente que es algo pasajero y fíjate que el resto del día todo va bien.

Se ha comprobado que tener mucho contacto físico con el bebé evita la aparición del cólico.