HIGIENE ÍNTIMA DURANTE LA MENSTRUACIÓN

Higiene en la menstruación

Como en cualquier otro aspecto relacionado con la salud, la higiene es fundamental para prevenir todo tipo de problemas ginecológicos.

Especialmente durante la menstruación es importante ser cuidadosa con la higiene íntima.

¿COMPRESAS, TAMPONES O COPA MENSTRUAL?

Es mejor que las compresas y tampones sean de algodón, ya que los que están fabricados con materiales plásticos pueden producir alergias, irritación y sudoración.

Elige un producto con el que te sientas cómoda y que se ajuste a tu cantidad de flujo.

No es conveniente llevar un tampón más de seis horas, así que cámbialo cada cuatro o cinco horas.

La copa menstrual, también conocida como copa para la regla o copa vaginal, es un recipiente de silicona médica que se introduce durante la menstruación en el interior de la vagina (igual que un tampón), se adapta a las paredes vaginales y recoge el flujo en su interior. La copa se utiliza diariamente durante todo el ciclo, puedes dormir con ella y llevarla hasta doce horas seguidas. Además, tiene un uso ilimitado, ya que te la puedes quitar y poner tantas veces como quieras. Al final de cada ciclo, hay que lavarla bien con agua y jabón neutro y guardarla en una bolsa de algodón hasta la siguiente menstruación.

¿CADA CUÁNTO LAVARSE?

Además de la ducha diaria, en días de mucho flujo puede ser conveniente lavarse antes de ir a dormir, igual que haríamos después de hacer ejercicio o de mantener relaciones sexuales.

¿QUÉ PRODUCTOS DE HIGIENE ÍNTIMA UTILIZAR?

Si utilizamos jabón íntimo, debe ser uno expresamente indicado para este fin, que no contenga perfumes, colorantes o sustancias que puedan producir irritación.

LA ROPA TAMBIÉN IMPORTA

Elige preferentemente prendas de algodón y evita la ropa demasiado ajustada.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

¿CÓMO CAMBIAN LOS PECHOS A LO LARGO DEL CICLO MENSTRUAL?

¿Cómo cambian los pechos a lo largo del ciclo menstrual?

Es completamente normal que el cambio en los niveles de hormonas durante el ciclo menstrual también influya a los pechos, haciendo que a lo largo del mes cambien de forma y tamaño, aunque de manera casi imperceptible.

Existen cinco fases de cambio en los pechos a lo largo del ciclo menstrual:

LOS PRIMEROS DÍAS DEL CICLO

Cuando comienza la regla, la textura de los pechos puede ser irregular y nodular.

También puede darte la sensación de que son más grandes. Efectivamente, lo son, ya que las glándulas mamarias se dilatan en previsión de una posible gestación. En cuanto el cuerpo se dé cuenta de que no estás embarazada, los pechos disminuirán su tamaño.

AL FINAL DE LA REGLA

Al final de la regla, los pechos estarán más blandos, se irán deshinchando y los notarás más ligeros.

Es el momento del ciclo en el que son más pequeños, ya que el estrógeno y la progesterona están en su nivel más bajo.

Este es, precisamente, el mejor momento para realizar la autoexploración mamaria o una mamografía.

CUANDO SE ACERCA LA OVULACIÓN

Sobre el día 12 del ciclo, cuando empiece la fase folicular, los pechos se verán más turgentes y bonitos.

Esto se debe a que el estrógeno mejora la elasticidad de la piel y hace que el pecho se eleve.

DESPUÉS DE LA OVULACIÓN

Alrededor del día 15 y hasta el final del ciclo, durante la fase lútea, la progesterona alcanzará su punto máximo y los pechos tendrán mayor tamaño y densidad, e incluso puede que sientas que están venosos o inflamados.

LA SEMANA PREVIA A LA MENSTRUACIÓN

Cuando el estrógeno está bajo, los pechos pueden volverse menos simétricos y verse torcidos.

Esto cambiará en cuanto llegue la menstruación.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

¿CUÁNTO DUELE LA REGLA?

Dolor menstrual

El dolor menstrual o dismenorrea es muy frecuente en la mayoría de las mujeres. Se produce especialmente al principio de la menstruación y va disminuyendo en los días siguientes.

Normalmente se presenta en forma de molestias en la parte baja del abdomen, aunque también puede extenderse a la parte baja de la espalda o producir náuseas y dolor de cabeza.

Es muy importante que tengas en cuenta que durante la regla y la ovulación solo es normal el dolor moderado. Si en una escala del 1 al 10 —siendo 1 ausencia de dolor y 10 el dolor máximo que podrías soportar— calificas tu dolor en un 4 o más, acude a tu matrona/ginecólogo.

Hay dos tipos de dolor menstrual, la dismenorrea primaria y la secundaria, y cada una tiene diferentes causas.

DISMENORREA PRIMARIA

Es el tipo más común de dolor menstrual.

Por lo general, el dolor comienza en la juventud, justo después de comenzar a tener periodos menstruales.

Frecuentemente, a medida que pasan los años el dolor se va reduciendo, y también puede disminuir después de haber dado a luz.

La causa de este dolor suele deberse a un exceso de prostaglandinas, hormonas producidas por el útero que hacen que sus músculos se contraigan y se relajen, provocando calambres.

El dolor puede comenzar uno o dos días antes del periodo y normalmente dura unos pocos días, aunque en algunas mujeres puede alargarse durante más tiempo.

DISMENORREA SECUNDARIA

Está causada por enfermedades como la endometriosis, la fibromatosis y la miomatosis uterina, que afectan al útero u otros órganos reproductivos.

El dolor puede comenzar antes de que empiece el periodo y continuar hasta después de que termine.

Es común que este tipo de dolor empeore con el paso del tiempo.

¿CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO?

Los antiinflamatorios no funcionan y el dolor te impide llevar una vida normal.

-El dolor empeora repentinamente.

-El dolor aparece por primera vez años después de la primera regla y es muy intenso.

Tienes fiebre.

Ha pasado la menstruación y sigues teniendo dolor.

¿CÓMO ALIVIAR EL DOLOR MENSTRUAL?

Para aliviar el dolor menstrual, puedes seguir estos sencillos consejos:

Coloca una bolsa de agua caliente sobre la parte inferior del abdomen.

-Toma una ducha con agua caliente.

-Practica técnicas de relajación.

-Haz ejercicio: algunos ejercicios de yoga están específicamente indicados para el dolor menstrual.

Para aliviar el dolor menstrual, también puedes tomar analgésicos o antiinflamatorios como paracetamol o ibuprofeno. Además de calmar el dolor, estos antiinflamatorios reducen la cantidad de prostaglandinas que produce el útero, disminuyen sus efectos y ayudan a mitigar los calambres.

Para prevenir el dolor menstrual, practica ejercicio regularmente, evita el consumo de alcohol y descansa lo suficiente.

Por último, si tu médico te diagnostica una dismenorrea grave, puede ser conveniente el uso de anticonceptivos hormonales, que regularizarán tu ciclo menstrual y te ayudarán a tener reglas menos dolorosas.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

MENSTRUACIONES IRREGULARES

Menstruaciones irregulares

Se entiende por ciclo menstrual irregular aquel que tiene una duración diferente cada mes y no se sabe con certeza cuándo va a bajar la regla. Normalmente esta variabilidad se da en la fase previa a la ovulación (fase preovulatoria), ya que la fase posterior a la ovulación (fase lútea) suele ser siempre de la misma duración y existe poca variabilidad en ella y suele durar unos 14 días.

Los ciclos menstruales irregulares son muy frecuentes y no deben ser motivo de preocupación. Sin embargo, en ocasiones pueden existir causas que originen esta irregularidad de los ciclos. Si te preocupa la irregularidad de tus ciclos deberías acudir a tu matrona/ginecólogo para que estudie tu caso de manera individualizada.

Algunas de las causas que originan ciclos menstruales irregulares son:

-Pubertad.

-Lactancia o tras el parto.

-Antes de la menopausia.

-Factores psicológicos y emocionales.

-Problemas con la alimentación.

-Exceso de actividad física.

-Pérdida excesiva de peso.

-Utilización de métodos anticonceptivos hormonales.

-Endometriosis.

-Hipertiroidismo.

-Fibromas uterinos.

-Enfermedad inflamatoria pélvica.

-Fallo ovárico oculto y síndrome del ovario poliquístico.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

SEÑALES DEL PERIODO FÉRTIL DE LA MUJER

Periodo fértil de la mujer

El periodo fértil ocurre entre aproximadamente 3 días antes y 2 días después de la ovulación, siendo el momento en el que la mujer tiene mayor probabilidad de quedarse embarazada.

Para saber cuándo estás en etapa fértil, puedes fijarte en algunos cambios en tu cuerpo como:

-Se produce un dolor leve en la zona del útero.

-El flujo vaginal es transparente y forma hilos que facilitan el paso de los espermatozoides.

-La sensibilidad en los pechos aumenta.

Si quieres quedarte embarazada, los test de fertilidad que analizan el nivel de hormona LH pueden ayudarte a encontrar el momento en que eres fértil. Así mismo, este sistema también puede utilizarse como método anticonceptivo.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!