ZAPATOS PARA BEBÉS

Biomecanics

Cuando empieza a caminar el bebé será necesario contar con unos buenos zapatos que le acompañen en sus andadas. 

A la hora de elegir los mejores zapatos para nuestros pequeños tendremos que tener en cuenta algunos consejos:

  • El zapato tiene que ser flexible hacia ambos lados. La punta debe poder doblarse en dos direcciones.
  • Los bebés necesitan mantener el equilibrio así que los zapatos tienen que ser ligeros.
  • Los zapatos para los primeros pasos del bebé deben dejar el tobillo libre para que el bebé pueda moverse libremente
  • El zapato tiene que tener un ancho considerable para que no apriete el pie del bebé.
  • Debemos buscar zapatos que estén realizados con materiales transpirables.
  • No elegir un zapato demasiado grande porque puede causarle problemas al caminar.
  • Lo mejor es no heredar zapatos, ya que cada niño desgasta el zapato por un lado más que por otro y acaban cogiendo la forma del pie.

Y sin duda una de las mejores marcas de zapatos para bebés es BIOMECANICS

Los recomiendo ampliamente como matrona y como madre (yo siempre los he utilizado y estoy encantada).

Biogateo de Biomecanics, ¿para cuándo? 

La marca Biomecanics establece dos fases para sus zapatos, la que se conoce como Biogateo, con zapatos desde la talla 18 a la 24; Bioevolution, de la talla 24 a la 34. 

Para antes de la época de gateo la recomendación de los expertos es no calzar nunca al bebé, excepto al salir a la calle en caso de que haga frío, por aquello de protegerlo un poco y entonces se recomienda que sea con zapatos prácticamente de tela, nada rígidos, que no molesten al pie en absoluto. 

Para la etapa de gateo, el pie debe tener libertad de movimiento, ya que pasa del gateo a estar sentado, o en cuclillas o tumbado. Lo mejor es que vaya descalzo, pero en entornos no controlados debemos proteger los dedos y el talón de golpes. Biogateo de Biomecanics es lo más parecido a andar descalzo y se diseñó teniendo en cuenta todos estos movimientos. Por ello tiene un hendido en “U” que evita la presión en el tendón de Aquiles, son dorsiflexibles (en ambas direcciones) y su puntera permite la propulsión en el gateo. 

Cuando el niño empieza a dar sus primeros pasos, Biogateo sigue siendo la mejor opción. Su mayor innovación (única marca en el mercado) ha sido sustituir los contrafuertes y refuerzos que otras marcas tienen y que ferulizan el pie por un estabilizador blandito que deja libre el tobillo pero mantiene el equilibrio y seguridad que el bebé necesita para evitar caídas y lesiones. 

Además son zapatos respetuosos de mucha calidad, muy ligeros, con la plantilla plana extraíble y antibacteriana, las costuras aplanadas y acolchado en los bordes y lengüeta para evitar rozaduras y presiones, velcros ajustables para una mejor sujeción del pie, y están libres de cromo y níquel. 

Biogateo de Biomecanics fueron diseñados junto al Instituto de Biomecánica de Valencia a partir de estudios antropométricos y biomecánicos de la pisada del bebé siendo los únicos en el mercado que aplican la tecnología e innovación al servicio del desarrollo natural del pie infantil. 

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

¿CÓMO INFLUYE EL TRABAJO EN EL EMBARAZO?

Trabajo y embarazo

En España el embarazo de las mujeres trabajadoras está protegido por la Ley 31/1995, de 8 de noviembre de 1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Las situaciones laborales poco ventajosas de alguna manera influyen en el embarazo, en el estado de ánimo después del parto y en la lactancia.

AGENTES QUÍMICOS

Es obligatorio que todos los productos químicos peligrosos detallen en su etiqueta el nombre del producto, información sobre el peligro que pueda suponer su manipulación, así como indicaciones relacionadas con el embarazo y la lactancia.

POSTURA DE TRABAJO

Debido a los cambios estructurales propios del embarazo, actividades que se realizan habitualmente, en el trabajo (y fuera de él), tales como manejar pesos, subir escaleras, coger objetos de sitios elevados o del suelo, trabajar sentado frente a una mesa, permanecer de pie… ocasionan mayores dificultades y algunas incrementan los riesgos del embarazo, por lo que de manera preventiva, debes mantener posiciones correctas (ergonómicas), evitar posturas forzadas en el trabajo, realizar pausas periódicas durante la jornada laboral y si es necesario, tumbarte para descansar, esto último está contemplado en el RD 486/1997.

MANIPULACIÓN DE CARGAS

La manipulación manual y habitual de cargas pesadas puede dar lugar a lesiones fetales, crecimiento intrauterino retardado y desprendimiento de placenta, por lo que está contraindicado durante el embarazo y hasta tres meses después del parto. (Directiva 92/85/CE).

JORNADA LABORAL: TURNOS DE TRABAJO Y HORARIO

Está demostrado que los cambios de turnos y el trabajo nocturno producen alteraciones de los ritmos circadianos. Lo recomendable es que reduzcas estas situaciones en el trabajo y si es posible, que las evites por completo.

AGENTES BIOLÓGICOS

Las mujeres trabajadoras embarazadas o en período de lactancia, son especialmente vulnerables a la acción de los agentes biológicos, que pueden actuar directamente sobre el feto y/o sobre ellas. Deberás tener especial cuidado si formas parte de algunos de los siguientes colectivos:

• Trabajadoras de centros escolares.

• Trabajadoras de centros de producción de alimentos. Trabajadoras agropecuarias.

• Trabajadoras sanitarias.

• Trabajadoras de laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación.

• Trabajadoras de instalaciones de eliminación de residuos.

• Trabajadoras de instalaciones depuradoras de aguas residuales. (Real Decreto 664/1997)

AGENTES FÍSICOS

Radiaciones no ionizantes: (teléfono móvil, microondas, radio, líneas eléctricas, ultrasonidos, luz ultravioleta, U.V.A….) son de ondas de baja frecuencia y no existen evidencias concluyentes de que produzcan efectos adversos sobre la gestación en condiciones normales de uso.

Radiaciones ionizantes: (rayos X) la exposición de la gestante a este tipo de radiaciones puede aumentar el riesgo de defectos congénitos del feto e incluso aumentar la posibilidad de que el recién nacido padezca cáncer a largo plazo. Para evitar esto, si estás embarazada debes evitar la exposición a estas radiaciones. Si por cuestiones médicas necesitaras someterte a un estudio radiológico clínico imprescindible, la dosis y tiempo de exposición deberán ser mínimos y por tanto no lesivos para el feto. Regulado en el RD783/2001, de 6 de julio.

FUENTE: GUÍA «LOS CUIDADOS DE TU MATRONA»

EL COCHECITO PARA EL BEBÉ

cochecitos

El cochecito es el primer medio de transporte del bebé, permitiéndole descansar tranquilamente en cualquier lugar.

El cochecito se compone de chasis y de capazo o cuco

El chasis es una estructura metálica de apoyo con ruedas y manillar. La estructura suele estar fabricada en aluminio o acero inoxidable. El manillar  tiene unas características que lo hacen ergonómico y regulable en altura en la mayoría de los casos. 

El chasis suele tener cuatro ruedas, siendo las dos de delante más pequeñas que las de detrás pero pueden girarse. Mientras que las de detrás son más grandes y fijas. 

También hay chasis todoterreno que se recomiendan para superficies irregulares, como el monte, nieve o arena. 

Los frenos de seguridad suelen ser de dos formas: los que se accionan con el pie y que pueden ser de barra o de pedal, o los que se activan automáticamente desde el manillar. 

Para plegar el cochecito, el chasis clásico se pliega generalmente tipo libro, sin embargo, también existen chasis que se pliegan tipo paraguas, como el de las sillas de paseo convencionales, ocupando así menos espacio cuando están plegados. Además, algunos modelos permiten quitar las ruedas para conseguir un mejor plegado. 

El capazo es donde se coloca al bebé, debiendo tener el fondo rígido, pero al mismo tiempo, ha de ser confortable, amplio y espacioso. 

El capazo consta de una armadura rígida que da forma al capazo y que sostiene al niño. La base suele estar perforada para permitir la ventilación. Algunos modelos tienen el respaldo reclinable.

La funda interior del capazo suele ser de algodón y el colchón suele ser ergonómico y estar realizado con materiales hipoalergénicos y transpirables. 

En mi GUÍA DE COMPRAS os presento una gran variedad de modelos. Elige el que más te convenga según quieras un cochecito clásico de dos piezas, cochecito clásico de tres piezas, todoterreno, convertibles para niños de diferentes edades o gemelares.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

SUPLEMENTACIÓN CON ÁCIDO FÓLICO EN EL EMBARAZO

ácido fólico embarazo

Los estudios científicos aseguran que la ingesta de folatos antes del embarazo y en los primeros meses del mismo, pueden disminuir el riesgo de niños nacidos con defectos del tubo neural, DTN, (los defectos del tubo neural son defectos congénitos del cerebro y la médula espinal, que se producen generalmente en las primeras 6 semanas de embarazo). Por tanto, sería idóneo comenzar a tomar ácido fólico (vitamina B9) 2 meses antes del embarazo y hasta la semana doce. La dosis que te prescribirá tu médico variará en función de los factores de riesgo que existan de tener un hijo afectado por DTN (hijos anteriores con DTN, mujeres con problemas de alcoholismo, drogodependencias o mujeres con tratamiento de ácido valproico para la Epilepsia).

Para contribuir a establecer un nivel de folatos adecuado, la embarazada puede obtener ayuda con la alimentación (verduras de hojas verdes, lentejas, aguacates, frutas, frutos secos…). La vitamina B12 está ligada estrechamente con el ácido fólico en su función de prevenir defectos del tubo neural.

FUENTE: GUÍA «LOS CONSEJOS DE TU MATRONA»

EL SÍNDROME PREMENSTRUAL

síndrome premenstrual

Muchas mujeres pueden tener el síndrome premenstrual, un conjunto de síntomas molestos que tienen lugar durante su ciclo menstrual.

Los síntomas de este síndrome pueden ser similares a los de otros trastornos.

La causa del síndrome premenstrual no se sabe con exactitud, pero parece que se relaciona con las fluctuaciones de los niveles hormonales durante el ciclo menstrual.

Los tipos y la intensidad de los síntomas pueden ser diferentes de una mujer a otra. Para algunas mujeres, los síntomas son muy desagradables, pero de poca duración y nunca incapacitantes. Sin embargo, otras mujeres pueden tener uno o varios de los muchos síntomas que causan trastornos temporales. Estos síntomas pueden durar desde unas pocas horas hasta varios días. Normalmente los síntomas suelen remitir cuando se inicia el periodo menstrual, aunque hay algunas mujeres que pueden padecerlos algunos días más.

Durante los años reproductivos, casi el 85% de las mujeres experimentan algunos de los síntomas asociados con el síndrome. Las mujeres que tienen más probabilidad de tener los síntomas del síndrome premenstrual tienen entre 20 y 40 años. Se calcula que un 10% tienen síntoma que la incapacitan para llevar una vida normal durante algunos días del ciclo.

SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES

Síntomas psicológicos:

-Nerviosismo, irritabilidad, cambios de humor.

-Insominio.

-Dificultad para concentrarse.

-Pocas ganas para hacer las actividades.

Retención de líquidos:

-Hinchazón de tobillos, manos y pies.

-Aumento de peso.

-Disminución de la producción de orina.

-Inflamación y dolor en los pechos.

Problemas respiratorios:

-Alergias.

-Infecciones.

-Molestias de los ojos.

-Trastornos visuales.

-Conjuntivitis.

Síntomas gastrointestinales:

-Dolor de estómago.

-Pérdida de apetito.

-Dolor de espalda.

-Sensación de pesadez.

-Estreñimiento.

-Diarrea.

-Nauseas.

Problemas de las piel:

-Acné.

-Empeoramiento de otros trastornos de la piel.

Síntomas neurológicos y vasculares:

-Dolor de cabeza.

-Espasmos musculares.

-Vértigo y mareos.

-Palpitaciones.

-Desarrollo con facilidad de hematomas.

Otros:

-Disminución de la coordinación.

-Sofocos.

-Menstruación dolorosa.

-Disminución del deseo sexual.

¿CÓMO DISMINUIR LOS SÍNTOMAS DEL SÍNDROME PREMENSTRUAL?

Para muchas mujeres, sencillos cambios en su estilo de vida pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome premenstrual:

Haz ejercicio regularmente (de tres a cinco veces por semana).

Mantén una dieta sana y equilibrada, que incluya cereales integrales, verduras y fruta, y disminuye el consumo de sal, azúcar, cafeína y alcohol.

Duerme y descansa adecuadamente.

No fumes.

Si el síndrome premenstrual te impide llevar una vida normal, debes consultar con tu médico, quien, en función de tu historial clínico y tus síntomas, podría recomendarte alguna de las soluciones siguientes:

Modificar tu dieta.

Tomar suplementos vitamínicos (por ejemplo, vitamina B6, calcio y magnesio).

Utilizar remedios naturales como el agnus-castus (sauzgatillo) o las perlas de aceite de onagra.

Hacer ejercicio regularmente.

Usar diuréticos para reducir la retención de líquidos.

Tomar inhibidores de la prostaglandina (antiinflamatorios no esteroideos como el naproxeno o el ibuprofeno) para reducir el dolor.

Utilizar anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación).

Realizar un tratamiento hormonal de progesterona.

Etc

¡Si tienes dudas, La Matrona Responde!