Cascos de protección auditiva

Los ruidos fuertes pueden causar pérdida auditiva permanente e incluso acelerar el proceso de hacerse sordo.

La necesidad de protección auditiva es a menudo mal entendida y subestimada.

Los niveles de ruido por encima de los 125 decibeles, incluso durante períodos cortos, pueden causar pérdida permanente de la audición.

Los cascos de protección auditiva reducen los sonidos fuertes del exterior a un nivel más adecuado.

La Matrona Responde os presenta los cascos de protección auditiva más vendidos.