AROMATERAPIA Y MATERNIDAD

Aromaterapia y maternidad

La aromaterapia es el uso terapéutico de los aceites esenciales para tratar ciertos síntomas o patologías.

Durante el embarazo, parto y posparto puede aplicarse para solventar y mejorar ciertos problemas y síntomas y aumentar así el bienestar de la mujer.

Hoy buscaremos en la mejor evidencia científica disponible sobre el tema para responder a la pregunta ¿es la aromaterapia efectiva, segura y efectiva durante la maternidad?

RESULTADOS

La terapia aromática con mentol no fue significativamente efectiva para reducir el dolor y la ansiedad durante la amniocentesis genética del segundo trimestre.

-La aromaterapia tópica con lavanda y tomillo fue altamente eficaz, adecuada y segura para el cuidado de la herida de episiotomía con pocos o ningún efecto secundario esperado en comparación con el uso de placebo.

Durante el parto, la aromaterapia fue efectiva para disminuir el dolor en las mujeres nulíparas, pero en multíparas no.

La aromaterapia con acetato de linalino es efectiva en la mejoría de los estados de ánimo en el embarazo.

La aromaterapia mediante el uso de esencia de lavanda es una terapia complementaria exitosa y segura en la reducción del dolor después de una cesárea.

El uso de aceites esenciales no ha demostrado causar daño y es aceptado por las mujeres.

La aromaterapia puede disminuir el riesgo de ingreso en UCIN en neonatos.

IMPORTANTE

Antes de realizar algún tratamiento con aromaterapia durante la maternidad es necesario que te asesoren profesionales especializados sobre el tema.

CONCLUSIONES

Los resultados muestran que la práctica de aromaterapia durante el embarazo, parto y posparto parece segura y útil para disminuir algunas molestias comunes en la maternidad.

Aunque la evidencia científica actual apuesta por la aromaterapia como terapia alternativa durante la maternidad, son necesarias nuevas investigaciones sobre el tema.

PARTO VELADO

parto velado

El parto velado consiste en nacer con la bolsa amniótica íntegra, con el bebé rodeado de líquido amniótico, tal y como estaba en el útero materno.

Este acontecimiento es extremadamente raro, ocurre en aproximadamente 1 de cada 80.000 nacimientos.

A los niños que vienen al mundo de esta manera se les conoce como niños enmantillados.

Hace años se pensaba que los niños que así nacían tenían poderes extraordinarios o que iban a tener mucha fortuna.

Lo normal es que cuando empieza el parto la bolsa amniótica se rompa, aunque esto no siempre es así y de hecho muchas mujeres no llegan a romper la bolsa hasta horas después de que el trabajo del parto se haya iniciado.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

¿QUÉ PASA CUANDO LLEGAS AL HOSPITAL DE PARTO?

hospital y parto

Cuando llegas al hospital te recibirá la matrona o el ginecólogo y te harán una valoración para determinar si te quedas ingresada de parto y tienes que volver a tu domicilio esperar que avance más el parto.

Para valorar esto se utilizan varios medios, siendo el más frecuente el TACTO VAGINAL, con el que se podrá saber cómo se encuentra tu cuello uterino y en que fase está la dilatación. También te realizarán un monitor o registro cardiotocográfico, para ver como se encuentra tu bebé y ver las contracciones que tienes. En algunos casos también puede hacer una ecografía, pero no será necesario para valorar si el parto está iniciado o no.

Los profesionales sanitarios especializados también revisarán el historial de tu embarazo para ver si hay algún factor de riesgo a la hora de parto o posparto.

Una vez te quedes ingresada en el hospital, se te canalizará una vía venosa, te darán un camisón para que te pongas y pasarás a la sala de dilatación u otra habitación según los protocolos de cada hospital. Desde este momento estarás acompañada en todo momento por los profesionales que acompañen tu parto, siendo un buen momento para plantear tus dudas o cuestiones que te preocupen.

Si por el contrario el trabajo del parto no ha comenzado, o todavía no has dilatado lo suficiente y te recomiendan volver a casa, no lo vivas con decepción, son situaciones muy frecuentes, y recuerda que siempre estarás mejor en tu casa en estos momentos. Los estudios científicos nos dicen que estar en el hospital cuando aún no está instaurado el parto conlleva un mayor riesgo de intervenciones durante el parto

Finalmente quiero comentar que desde hace unos años han cambiado las recomendaciones sobre diferentes intervenciones que se hacían en el parto y que ahora están desaconsejadas y no se deben hacer.

Estas son:

Ingesta de líquidos: actualmente las últimas recomendaciones permiten la ingesta de líquidos claros durante el parto (agua, bebidas isotónicas, zumo de manzana, etc). Sin embargo, no en todos los centros se ofrecen y dependerá de los protocolos del centro.

Enema: actualmente está desaconsejado el uso del enema de forma rutinaria, ya que se ha comprobado que no reducen la tasa de infección materna o neonatal, ni los desgarros y tampoco mejora la satisfacción materna, sino todo lo contrario.

Rasurado de la zona perineal: antiguamente se recomendaba el rasurado de la zona perineal para prevenir infecciones de la zona, sin embargo, hoy en día la evidencia científica no lo recomienda ya que no existen pruebas que avalen esta efectividad. 

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

¿CÓMO SABER SI ESTOY DE PARTO?

¿Cómo saber si estoy de parto?

El saber si una mujer está de parto es una de las cosas que más preocupan a las familias que están esperando un bebé. Sin embargo, cuando una mujer tiene información adecuada, es capaz de distinguir perfectamente los signos que indican el principio del parto y los síntomas por los que debería ponerse en contacto con un profesional sanitario especializado.

Es importante que una mujer embarazada sepa reconocer una contracción uterina y controlar cada cuánto se van repitiendo. Otro signos que debe ser capaz de reconocer es la ruptura de membranas, ya que es otro motivo por el cual se deberá acudir al hospital.

Al inicio del parto las contracciones será irregulares y dolerán de diferente manera. Progresivamente conforme el parto se instaure las contracciones será rítmicas y dolerán todas por igual.

Es importante conocer que el color normal del líquido amniótico es transparente, como el agua. Si se rompe la bolsa y las aguas son claras, la embarazada se encuentra bien, no tiene contracciones que hagan sospechar un parto inminente y se perciben los movimientos fetales, el ingreso puede demorarse hasta 2 horas después de la ruptura. Sin embargo, si las aguas son teñidas (el bebé se ha hecho caca dentro) o hemáticas, el ingreso será necesario hacerlo rápidamente. Ya que aunque en la mayoría de los casos los bebés se hacen caca dentro sin ninguna causa justificada, en un pequeño porcentaje se hacen caca porque no se encuentran del todo bien, por lo que será necesario acudir cuanto antes a un centro sanitario para que nos hagan una valoración.

A veces la embarazada puede dudar si se ha producido la ruptura de membranas o no. Si la ruptura es baja, se pierde mayor cantidad de líquido amniótico y la ruptura es más evidente como en las películas. Pero si la ruptura es alta, se suele perder menos cantidad de líquido y esto hace dudar en algunas casos a la gestante sobre la posible ruptura. En cualquier caso, ante la duda, se deberá consultar. También es fácil confundir el líquido amniótico con el flujo vaginal o la orina. 

El parto es un proceso fisiológico que consiste en el viaje del bebé desde la cavidad uterina hasta el exterior. Por norma general, se considera que el parto ha empezado cuando hay contracciones uterinas rítmicas de 2 o más cada 10 minutos, es decir, como poco, 1 contracción cada 5 minutos. Además, el cuello del útero presenta cambios hacia la maduración y ha empezado a dilatarse. 

¿CÓMO SABER SI TENGO CONTRACCIONES?

Para reconocer una contracción debemos tener en cuenta:

El útero, como cualquier otro músculo, se endurece cuando se contrae. Por tanto, cuando tengas una contracción si tocas tu tripa estará dura y no podrás palpar las partes fetales ni nos movimientos con claridad.

Si tuviésemos que representar una contracción en un papel, la dibujaríamos como una montaña. Al principio, el útero se contrae suavemente y va aumentando progresivamente la intensidad hasta llegar a su máximo y, entonces, decrece progresivamente, disminuyendo poco a poco la sensación de dolor.

La duración de la contracción va a cambiar según la fase del parto en la que nos encontremos. Al inicio suele durar unos 30 segundos, y al final, llegar hasta el minuto.

La sensación de dolor durante la contracción cambia bastante en función de la persona y de la fase del parto. La sensación se podría comparar con un dolor menstrual, y otras veces, con un dolor lumbar. 

MOTIVOS PARA ACUDIR AL HOSPITAL

Es importante que recordemos los motivos por los que acudir al hospital en el contexto del parto:

Si tenemos contracciones rítmicas durante una hora seguida, 1 cada 5 minutos, que no se pasan con el reposo. Si es tu primer hijo se recomienda pasar los pródromos de parto en casa, ya que estarás mas cómoda y podrás disponer de todas las opciones que tu hogar te permite. Pero si es tu segundo hijo o posteriores, si tu primer parto fue rápido deberás acudir antes al hospital, y por lo general se recomienda acudir al hospital cuando las contracciones sean una cada 10 minutos. Aparte de estas recomendaciones, una de las cosas que deberás tener en cuenta a la hora de saber cuándo acudir al hospital será la distancia de tu casa al mismo, ya que no será igual si tardas 10 minutos que si tardas 50.

Si se rompe la bolsa de las aguas o tenemos sospecha de ello. Se debe observar la hora en que empezamos a notar la salida de líquido y el color de las aguas, considerándose normal si el color es transparente. La presencia del líquido verde requiere de una asistencia urgente al centro sanitario.

Si tenemos sangrado vaginal, siendo necesario acudir cuanto antes al hospital.

Si notases que expulsas el tapón mucoso, no es necesario acudir a urgencias por este motivo, ya que no indica que vaya a comenzar el parto de forma inmediata, siendo muy variable en cada mujer. 

Si tienes dudas, ¡pregunta a tu matrona!

¿CÓMO SE PUEDE DISFRUTAR DEL PARTO?

disfrutar del parto

En nuestra sociedad, el parto es un proceso fisiológico que principalmente se vive desde dentro del entorno hospitalario, donde la embarazada puede recibir una asistencia más o menos medicalizada.

Se trata del nacimiento de un ser humano que deberá adaptarse a un nuevo medio y que necesitará de la atención y cuidado de su familia para cubrir sus necesidades básicas.

También es un momento en el que las mamás y papás conocerán a su pequeño y empezarán con él una relación mucho más directa, tras nueve meses de espera.

En el parto tienen lugar cambios físicos, emociones, sensaciones, dolor, sentimientos, miedos, etc. Por tanto, es un momento muy intenso en la vida dela mujer y de la pareja que se debe vivir y asumir de forma positiva. 

La mayoría de las mujeres pensamos que no podremos disfrutar de nuestro parto y lo mejor es que “sea una horita cortita”. Sin embargo, el parto se puede disfrutar. ¿Qué nos hace pensar negativamente?. El problema es que nos imaginamos que el dolor y el disfrute no pueden ir unidos. Pero esto no es así, ya que en el parto si que pueden ir de la mano

Para disfrutar del parto debemos prepararnos para ello, desmontando mitos que han pasado de generación en generación. También debemos estar informadas y deberemos prepararnos para recibir a nuestro bebé, abiertas a todas las posibles opciones que pueden tener lugar en el parto, y conociendo que el parto es el momento en el que vamos a terminar de dar vida a nuestro bebé, que seremos poderosas y la naturaleza nos ha preparado para ello, por lo que todas, incluida tú, podemos parir y disfrutar del parto. 

Si tienes dudas, ¡pregunta a tu matrona!