AROMATERAPIA Y MATERNIDAD

Aromaterapia y maternidad

La aromaterapia es el uso terapéutico de los aceites esenciales para tratar ciertos síntomas o patologías.

Durante el embarazo, parto y posparto puede aplicarse para solventar y mejorar ciertos problemas y síntomas y aumentar así el bienestar de la mujer.

Hoy buscaremos en la mejor evidencia científica disponible sobre el tema para responder a la pregunta ¿es la aromaterapia efectiva, segura y efectiva durante la maternidad?

RESULTADOS

La terapia aromática con mentol no fue significativamente efectiva para reducir el dolor y la ansiedad durante la amniocentesis genética del segundo trimestre.

-La aromaterapia tópica con lavanda y tomillo fue altamente eficaz, adecuada y segura para el cuidado de la herida de episiotomía con pocos o ningún efecto secundario esperado en comparación con el uso de placebo.

Durante el parto, la aromaterapia fue efectiva para disminuir el dolor en las mujeres nulíparas, pero en multíparas no.

La aromaterapia con acetato de linalino es efectiva en la mejoría de los estados de ánimo en el embarazo.

La aromaterapia mediante el uso de esencia de lavanda es una terapia complementaria exitosa y segura en la reducción del dolor después de una cesárea.

El uso de aceites esenciales no ha demostrado causar daño y es aceptado por las mujeres.

La aromaterapia puede disminuir el riesgo de ingreso en UCIN en neonatos.

IMPORTANTE

Antes de realizar algún tratamiento con aromaterapia durante la maternidad es necesario que te asesoren profesionales especializados sobre el tema.

CONCLUSIONES

Los resultados muestran que la práctica de aromaterapia durante el embarazo, parto y posparto parece segura y útil para disminuir algunas molestias comunes en la maternidad.

Aunque la evidencia científica actual apuesta por la aromaterapia como terapia alternativa durante la maternidad, son necesarias nuevas investigaciones sobre el tema.

¿QUÉ SON LOS EJERCITADORES KEGEL?

EMY

Los ejercitadores Kegel son aparatos cuya finalidad es guiar, corregir y motivar en el fortalecimiento del suelo pélvico mediante ejercicios de Kegel, haciendo el entrenamiento más divertido y logrando la constancia necesaria para el éxito del tratamiento.

Algunos de ellos registran y muestran la evolución en la mejoría de la fuerza del suelo pélvico, adaptan el entrenamiento al estado de la musculatura en cada momento y modifican automáticamente los programas de entrenamiento que se controlan desde el smartphone

Los ejercitadores Kegel son el complemento perfecto para continuar en casa el tratamiento de ejercicios de Kegel prescrito por un especialista en suelo pélvico.

Son aparatos que facilitan el entrenamiento de fortalecimiento del suelo pélvico mediante la contracción-relajación de esta musculatura, corrigen, en algunos casos, la correcta o incorrecta ejecución del ejercicio, motivan y ayudan a no abandonar el entrenamiento.

La constancia y la permanencia en el tratamiento del suelo pélvico son claves fundamentales en la mejoría de los síntomas.

Muchos de los ejercitadores Kegel ayudan a evitar los frecuentes errores a la hora de realizar ejercicios de Kegel.

Entre los ejercitadores Kegel más valorados se encuentra EMY (Fizimed). Emy es una sonda intravaginal para la reeducación del suelo pélvico en casa, conectada a una app que monitoriza y guía el entrenamiento mediante su biofeedback visual. Emy te motivará a realizar ejercicios de Kegel a través de una gran variedad de divertidos juegos. Yo como mujer y matrona recomiendo este gran producto (más información aquí).

 

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

 

Más cambios en el cuerpo de la mujer tras el parto

madre con bebé en brazos

Tras el parto, el cuerpo de una mujer experimenta una serie de cambios para volver al estado inicial, antes de quedarse embarazada. Entre estos cambios encontramos:  

Sistema cardiovascular

Los cambios hacia la normalización del sistema cardiovascular hacen que la cantidad de sangre se reduzca gradualmente  y aumente la concentración de la sangre

Sistema endocrino

Una vez que el parto ha tenido lugar, disminuyen los niveles hormonales de estrógenos, progesterona y prolactina

Con la lactancia se produce un aumento inicial de la prolactina. La hormona oxitocina será la encargada de que la lactancia tenga lugar.

Función renal

Debido a la cercanía de la vejiga con el canal del parto es posible que la zona esté irritada  pudiendo encontrarnos con retención urinaria, siendo más frecuente si el parto ha sido instrumental o con complicaciones o por el uso de la analgesia epidural. 

Función gastrointestinal

La disminución del volumen uterino produce una distensión del trato gastrointestinal y una relajación de su musculatura. Estos factores favorecen el estreñimiento durante este periodo que puede acentuarse por el dolor que produce el defecar debido a los desgarros genitales o hemorroides. 

El funcionamiento intestinal normal requiere aproximadamente una semana para restablecerse, a medida que aumenta el apetito y la ingestión de líquidos. 

Temperatura corporal

Después del parto, la temperatura normal es de entre 36,5°C y 37 °C. Es normal encontrar escalofríos con temblores. 

A las 24 horas tras el parto puede aparecer un aumento de temperatura, considerándose normal si no sobrepasa los 38 °C.

Aumento de la sudoración

Durante el puerperio hay un gran aumento de la transpiración debido a la gran necesidad de eliminar el incremento de líquidos del embarazo. Es frecuente que se presenten episodios de sudoración intensa durante la noche.

Cambios en la piel

Las estrías aparecen de un color blanco nacarado, haciéndose menos visibles, aunque generalmente, no desaparecen por completo

La línea negra del abdomen, el cloasma gravídico y la pigmentación oscura de los alvéolos y pezones desaparecen en pocos días.

Disminución del peso corporal

Después del parto, hay una pérdida de peso de entre 5 y 6 kg que corresponden al feto, la placenta y el líquido amniótico. 

Durante los primeros días es frecuente el aumento del número de micciones, a causa de la eliminación de los líquidos.

Si durante el embarazo el aumento total fue de entre 10 y 13 kg, es probable que al final del puerperio el peso de la mujer regrese a su valor anterior.

Algunos cambios en el cuerpo tras el parto

posparto

Se denomina puerperio a la etapa posterior al parto, en donde el cuerpo de la mujer vuelve a su ser mediante una serie de cambios que podemos visualizar.   

CONTRACCIÓN DEL ÚTERO

Tras la salida de la placenta, el útero se contrae y disminuye, rápidamente, de tamaño. Se puede palpar a unos dos dedos por debajo del ombligo.

La contracción del útero evita las hemorragias postparto. 

Durante las primeras horas, el útero se contrae periódicamente para expulsar la sangre retenida dentro y evitar las hemorragias. Posteriormente, la intensidad y la periodicidad de las contracciones irán descendiendo de forma progresiva. 

Las contracciones uterinas también se llaman entuertos, estando su intensidad y duración relacionadas con el número de hijos previos que tenga una mujer, ya que las que tienen más hijos presentan mayor número de entuertos por la pérdida de tono muscular que tienen. 

La lactancia materna también favorece al aumento de la frecuencia e intensidad de entuertos debido a la secreción de la hormona oxitocina. 

Con el paso de los días, el útero continúa descendiendo progresivamente hacia el pubis.  

LOQUIOS

Durante el puerperio aparece una secreción vaginal, formada por restos de contenido uterino tras el parto.

Su composición, aspecto y cantidad varían a lo largo de los días. Durante los dos o tres primeros días, esta secreción es predominantemente sanguinolenta, de color rojo. En el tercer o cuarto día es de un color más claro y  posteriormente se transforma en una pérdida entre blanca y amarillenta. Al finalizar la tercera semana, los loquios desaparecen, aunque persiste una secreción de color amarronado. 

La observación de los loquios, de su cantidad, duración, color y olor, es esencial para identificar un proceso infeccioso o de lentitud de la evolución normal.   

CIERRE DEL CUELLO DEL ÚTERO

El cuello uterino está blando y dilatado inmediatamente después del parto. 

Durante la primera semana se produce un cierre, acortamiento y firmeza progresivos, recupera su aspecto, aunque no idéntico al que tenía antes del parto, y vuelve a su tamaño anterior después de la primera semana.   

MÚSCULOS ABDOMINALES

Los músculos abdominales están blandos y laxos debido al estiramiento que han sufrido durante el embarazo. 

El tono se recupera poco a poco y dependerá, en gran parte, de la consistencia muscular previa al embarazo y del ejercicio de recuperación postparto. 

Los músculos y ligamentos de la pelvis recuperan su posición previa al embarazo a las cuatro o seis semanas.  

CAMBIOS EN LAS MAMAS

Las mamas se vuelven más firmes, sensibles y dolorosas al tacto, aumentando de tamaño. A este proceso inicial, que se produce, aproximadamente, entre el segundo y tercer día después del parto, se le llama ingurgitación mamaria

La producción de la leche se inicia en este proceso con la aparición del calostro, que es secretado hasta el segundo o tercer día del postparto. La succión del lactante estimula la secreción de la prolactina y se inicia la llamada subida de la leche. El calostro proporciona al recién nacido todos los nutrientes necesarios y actúa como laxante natural favoreciendo la excreción del meconio.

La producción de la leche materna depende de la estimulación producida, es decir de cuanto más veces se ponga al bebé al pecho mayor cantidad de leche tendremos.

 
 
 

¿Qué son los entuertos?

entuertos

Los entuertos son contracciones uterinas intermitentes que producen sensación de calambres uterinos y que aparecen durante los primeros dos o tres días tras el parto.

La hormona oxitocina favorece las contraccionesdel útero comprimiendo los vasos sanguíneos y evitando una pérdida excesiva de sangre. La succión durante el amamantamiento estimula la liberación de oxitocina, produciendo entuertos (reflejo de Ferguson). 

Son más frecuentes en las mujeres que ya tiene más de un hijo, ya que la pérdida de tonicidad del músculo uterino provoca que necesite contraerse con más frecuencia para obtener el tono adecuado