MOLESTIAS EN LOS PECHOS Y SÍNDROME PREMENSTRUAL

molestias en los pechos y síndrome premenstrual

Durante el síndrome premenstrual es frecuente encontrarse con hinchazón y sensibilidad de los pechos, conocida como mastalgia cíclica.

Este dolor puede variar. Normalmente, los síntomas son más intensos justo antes de que comience la menstruación y desaparecen durante o inmediatamente después del periodo menstrual.

Las modificaciones hormonales son la causa de la mayoría de los episodios de dolor, inflamación y sensibilidad premenstrual de los pechos. Los estrógenos provocan que los conductos mamarios se agranden y la progesterona hace que las glándulas de la leche se hinchen.

El estrógeno y la progesterona aumentan durante la segunda mitad del ciclo menstrual, es decir, durante los días 14 a 28 en un ciclo de 28 días. El estrógeno llega a su punto más alto en la mitad del ciclo, mientras que los valores de progesterona se incrementan durante la semana previa a la menstruación.

Por tanto, los síntomas suelen aparecer la semana anterior al comienzo del periodo menstrual y cesan casi inmediatamente cuando comienza el sangrado menstrual. La mayoría de las mujeres no tienen un dolor severo.

Los fármacos que contienen estrógeno también pueden causar cambios en los pechos, como sensibilidad e hinchazón.

En algunas ocasiones, la sensibilidad en los pechos afecta a las rutinas diarias de algunas mujeres en edad fértil y no está necesariamente relacionada con el ciclo menstrual. Debido al cambio natural en los niveles hormonales que se producen a medida que la mujer envejece, la sensibilidad en general y la sensibilidad premenstrual de los pechos suelen cambiar conforme se acerca la menopausia.

¿CÓMO ALIVAR LA SENSIBILIDAD Y LA HINCHAZÓN PREMENSTRUAL DE LOS PECHOS?

Es posible que para aliviar la hinchazón y la sensibilidad de los pechos sea conveniente hacer algunas modificaciones en el estilo de vida o recurrir al uso de algunos medicamentos:

  • Disminuye el uso de cafeína, alcohol y alimentos con alto contenido en grasas y sal, porque pueden incrementar el malestar. Reducir o quitar estas sustancias de tu dieta dos semanas antes de la regla puede ayudarte a controlar o prevenir los síntomas.
  • Algunas vitaminas y minerales también pueden mejorar el dolor en los pechos y los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual. Una de estas vitaminas es la vitamina E y entre los minerales tenemos el magnesio. Estos nutrientes tan beneficiosos los pueden encontrar en alimentos como: avellanas, aceite de oliva, zanahorias, plátanos, salvado de avena, aguacates, arroz integral, cacahuetes, espinacas, etc.
  • Haz ejercicio regularmente y , cuando los síntomas empeoren, utiliza un sujetador deportivo, incluso por la noche, para sentirte más cómoda mientras duermes.

La mayoría de las veces, los síntomas son más una molestia que una preocupación médica grave. Sin embargo, siempre que estén preocupada por las modificaciones, las molestias o la hinchazón en tus pechos, consulta con un profesional sanitario especializado.

La inflamación y sensibilidad premenstrual de los pechos también puede ser un signo de la menopausia o de otros problemas de salud, como una enfermedad fibroquística, donde las mujeres se notan grandes bultos benignos en los pechos antes de los periodos. Estos bultos pueden desplazarse cuando se presionan y, por norma general suelen disminuir una vez que acaba la menstruación.

Los dolores y la inflamación premenstruales de los pechos son síntomas benignos en la mayoría de los casos, pero consulta con un profesional sanitario especializado si el dolor en los pechos te impide dormir o realizar tareas cotidianas, sientes en los pechos un cambio repentino, notas bultos, hay secreción en el pezón, etc.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

EL SÍNDROME PREMENSTRUAL

síndrome premenstrual

Muchas mujeres pueden tener el síndrome premenstrual, un conjunto de síntomas molestos que tienen lugar durante su ciclo menstrual.

Los síntomas de este síndrome pueden ser similares a los de otros trastornos.

La causa del síndrome premenstrual no se sabe con exactitud, pero parece que se relaciona con las fluctuaciones de los niveles hormonales durante el ciclo menstrual.

Los tipos y la intensidad de los síntomas pueden ser diferentes de una mujer a otra. Para algunas mujeres, los síntomas son muy desagradables, pero de poca duración y nunca incapacitantes. Sin embargo, otras mujeres pueden tener uno o varios de los muchos síntomas que causan trastornos temporales. Estos síntomas pueden durar desde unas pocas horas hasta varios días. Normalmente los síntomas suelen remitir cuando se inicia el periodo menstrual, aunque hay algunas mujeres que pueden padecerlos algunos días más.

Durante los años reproductivos, casi el 85% de las mujeres experimentan algunos de los síntomas asociados con el síndrome. Las mujeres que tienen más probabilidad de tener los síntomas del síndrome premenstrual tienen entre 20 y 40 años. Se calcula que un 10% tienen síntoma que la incapacitan para llevar una vida normal durante algunos días del ciclo.

SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES

Síntomas psicológicos:

-Nerviosismo, irritabilidad, cambios de humor.

-Insominio.

-Dificultad para concentrarse.

-Pocas ganas para hacer las actividades.

Retención de líquidos:

-Hinchazón de tobillos, manos y pies.

-Aumento de peso.

-Disminución de la producción de orina.

-Inflamación y dolor en los pechos.

Problemas respiratorios:

-Alergias.

-Infecciones.

-Molestias de los ojos.

-Trastornos visuales.

-Conjuntivitis.

Síntomas gastrointestinales:

-Dolor de estómago.

-Pérdida de apetito.

-Dolor de espalda.

-Sensación de pesadez.

-Estreñimiento.

-Diarrea.

-Nauseas.

Problemas de las piel:

-Acné.

-Empeoramiento de otros trastornos de la piel.

Síntomas neurológicos y vasculares:

-Dolor de cabeza.

-Espasmos musculares.

-Vértigo y mareos.

-Palpitaciones.

-Desarrollo con facilidad de hematomas.

Otros:

-Disminución de la coordinación.

-Sofocos.

-Menstruación dolorosa.

-Disminución del deseo sexual.

¿CÓMO DISMINUIR LOS SÍNTOMAS DEL SÍNDROME PREMENSTRUAL?

Para muchas mujeres, sencillos cambios en su estilo de vida pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome premenstrual:

Haz ejercicio regularmente (de tres a cinco veces por semana).

Mantén una dieta sana y equilibrada, que incluya cereales integrales, verduras y fruta, y disminuye el consumo de sal, azúcar, cafeína y alcohol.

Duerme y descansa adecuadamente.

No fumes.

Si el síndrome premenstrual te impide llevar una vida normal, debes consultar con tu médico, quien, en función de tu historial clínico y tus síntomas, podría recomendarte alguna de las soluciones siguientes:

Modificar tu dieta.

Tomar suplementos vitamínicos (por ejemplo, vitamina B6, calcio y magnesio).

Utilizar remedios naturales como el agnus-castus (sauzgatillo) o las perlas de aceite de onagra.

Hacer ejercicio regularmente.

Usar diuréticos para reducir la retención de líquidos.

Tomar inhibidores de la prostaglandina (antiinflamatorios no esteroideos como el naproxeno o el ibuprofeno) para reducir el dolor.

Utilizar anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación).

Realizar un tratamiento hormonal de progesterona.

Etc

¡Si tienes dudas, La Matrona Responde!

HIGIENE ÍNTIMA DURANTE LA MENSTRUACIÓN

Higiene en la menstruación

Como en cualquier otro aspecto relacionado con la salud, la higiene es fundamental para prevenir todo tipo de problemas ginecológicos.

Especialmente durante la menstruación es importante ser cuidadosa con la higiene íntima.

¿COMPRESAS, TAMPONES O COPA MENSTRUAL?

Es mejor que las compresas y tampones sean de algodón, ya que los que están fabricados con materiales plásticos pueden producir alergias, irritación y sudoración.

Elige un producto con el que te sientas cómoda y que se ajuste a tu cantidad de flujo.

No es conveniente llevar un tampón más de seis horas, así que cámbialo cada cuatro o cinco horas.

La copa menstrual, también conocida como copa para la regla o copa vaginal, es un recipiente de silicona médica que se introduce durante la menstruación en el interior de la vagina (igual que un tampón), se adapta a las paredes vaginales y recoge el flujo en su interior. La copa se utiliza diariamente durante todo el ciclo, puedes dormir con ella y llevarla hasta doce horas seguidas. Además, tiene un uso ilimitado, ya que te la puedes quitar y poner tantas veces como quieras. Al final de cada ciclo, hay que lavarla bien con agua y jabón neutro y guardarla en una bolsa de algodón hasta la siguiente menstruación.

¿CADA CUÁNTO LAVARSE?

Además de la ducha diaria, en días de mucho flujo puede ser conveniente lavarse antes de ir a dormir, igual que haríamos después de hacer ejercicio o de mantener relaciones sexuales.

¿QUÉ PRODUCTOS DE HIGIENE ÍNTIMA UTILIZAR?

Si utilizamos jabón íntimo, debe ser uno expresamente indicado para este fin, que no contenga perfumes, colorantes o sustancias que puedan producir irritación.

LA ROPA TAMBIÉN IMPORTA

Elige preferentemente prendas de algodón y evita la ropa demasiado ajustada.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

¿CÓMO CAMBIAN LOS PECHOS A LO LARGO DEL CICLO MENSTRUAL?

¿Cómo cambian los pechos a lo largo del ciclo menstrual?

Es completamente normal que el cambio en los niveles de hormonas durante el ciclo menstrual también influya a los pechos, haciendo que a lo largo del mes cambien de forma y tamaño, aunque de manera casi imperceptible.

Existen cinco fases de cambio en los pechos a lo largo del ciclo menstrual:

LOS PRIMEROS DÍAS DEL CICLO

Cuando comienza la regla, la textura de los pechos puede ser irregular y nodular.

También puede darte la sensación de que son más grandes. Efectivamente, lo son, ya que las glándulas mamarias se dilatan en previsión de una posible gestación. En cuanto el cuerpo se dé cuenta de que no estás embarazada, los pechos disminuirán su tamaño.

AL FINAL DE LA REGLA

Al final de la regla, los pechos estarán más blandos, se irán deshinchando y los notarás más ligeros.

Es el momento del ciclo en el que son más pequeños, ya que el estrógeno y la progesterona están en su nivel más bajo.

Este es, precisamente, el mejor momento para realizar la autoexploración mamaria o una mamografía.

CUANDO SE ACERCA LA OVULACIÓN

Sobre el día 12 del ciclo, cuando empiece la fase folicular, los pechos se verán más turgentes y bonitos.

Esto se debe a que el estrógeno mejora la elasticidad de la piel y hace que el pecho se eleve.

DESPUÉS DE LA OVULACIÓN

Alrededor del día 15 y hasta el final del ciclo, durante la fase lútea, la progesterona alcanzará su punto máximo y los pechos tendrán mayor tamaño y densidad, e incluso puede que sientas que están venosos o inflamados.

LA SEMANA PREVIA A LA MENSTRUACIÓN

Cuando el estrógeno está bajo, los pechos pueden volverse menos simétricos y verse torcidos.

Esto cambiará en cuanto llegue la menstruación.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

¿CUÁNTO DUELE LA REGLA?

Dolor menstrual

El dolor menstrual o dismenorrea es muy frecuente en la mayoría de las mujeres. Se produce especialmente al principio de la menstruación y va disminuyendo en los días siguientes.

Normalmente se presenta en forma de molestias en la parte baja del abdomen, aunque también puede extenderse a la parte baja de la espalda o producir náuseas y dolor de cabeza.

Es muy importante que tengas en cuenta que durante la regla y la ovulación solo es normal el dolor moderado. Si en una escala del 1 al 10 —siendo 1 ausencia de dolor y 10 el dolor máximo que podrías soportar— calificas tu dolor en un 4 o más, acude a tu matrona/ginecólogo.

Hay dos tipos de dolor menstrual, la dismenorrea primaria y la secundaria, y cada una tiene diferentes causas.

DISMENORREA PRIMARIA

Es el tipo más común de dolor menstrual.

Por lo general, el dolor comienza en la juventud, justo después de comenzar a tener periodos menstruales.

Frecuentemente, a medida que pasan los años el dolor se va reduciendo, y también puede disminuir después de haber dado a luz.

La causa de este dolor suele deberse a un exceso de prostaglandinas, hormonas producidas por el útero que hacen que sus músculos se contraigan y se relajen, provocando calambres.

El dolor puede comenzar uno o dos días antes del periodo y normalmente dura unos pocos días, aunque en algunas mujeres puede alargarse durante más tiempo.

DISMENORREA SECUNDARIA

Está causada por enfermedades como la endometriosis, la fibromatosis y la miomatosis uterina, que afectan al útero u otros órganos reproductivos.

El dolor puede comenzar antes de que empiece el periodo y continuar hasta después de que termine.

Es común que este tipo de dolor empeore con el paso del tiempo.

¿CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO?

Los antiinflamatorios no funcionan y el dolor te impide llevar una vida normal.

-El dolor empeora repentinamente.

-El dolor aparece por primera vez años después de la primera regla y es muy intenso.

Tienes fiebre.

Ha pasado la menstruación y sigues teniendo dolor.

¿CÓMO ALIVIAR EL DOLOR MENSTRUAL?

Para aliviar el dolor menstrual, puedes seguir estos sencillos consejos:

Coloca una bolsa de agua caliente sobre la parte inferior del abdomen.

-Toma una ducha con agua caliente.

-Practica técnicas de relajación.

-Haz ejercicio: algunos ejercicios de yoga están específicamente indicados para el dolor menstrual.

Para aliviar el dolor menstrual, también puedes tomar analgésicos o antiinflamatorios como paracetamol o ibuprofeno. Además de calmar el dolor, estos antiinflamatorios reducen la cantidad de prostaglandinas que produce el útero, disminuyen sus efectos y ayudan a mitigar los calambres.

Para prevenir el dolor menstrual, practica ejercicio regularmente, evita el consumo de alcohol y descansa lo suficiente.

Por último, si tu médico te diagnostica una dismenorrea grave, puede ser conveniente el uso de anticonceptivos hormonales, que regularizarán tu ciclo menstrual y te ayudarán a tener reglas menos dolorosas.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!