¿QUÉ SON LOS EJERCITADORES KEGEL?

EMY

Los ejercitadores Kegel son aparatos cuya finalidad es guiar, corregir y motivar en el fortalecimiento del suelo pélvico mediante ejercicios de Kegel, haciendo el entrenamiento más divertido y logrando la constancia necesaria para el éxito del tratamiento.

Algunos de ellos registran y muestran la evolución en la mejoría de la fuerza del suelo pélvico, adaptan el entrenamiento al estado de la musculatura en cada momento y modifican automáticamente los programas de entrenamiento que se controlan desde el smartphone

Los ejercitadores Kegel son el complemento perfecto para continuar en casa el tratamiento de ejercicios de Kegel prescrito por un especialista en suelo pélvico.

Son aparatos que facilitan el entrenamiento de fortalecimiento del suelo pélvico mediante la contracción-relajación de esta musculatura, corrigen, en algunos casos, la correcta o incorrecta ejecución del ejercicio, motivan y ayudan a no abandonar el entrenamiento.

La constancia y la permanencia en el tratamiento del suelo pélvico son claves fundamentales en la mejoría de los síntomas.

Muchos de los ejercitadores Kegel ayudan a evitar los frecuentes errores a la hora de realizar ejercicios de Kegel.

Entre los ejercitadores Kegel más valorados se encuentra EMY (Fizimed). Emy es una sonda intravaginal para la reeducación del suelo pélvico en casa, conectada a una app que monitoriza y guía el entrenamiento mediante su biofeedback visual. Emy te motivará a realizar ejercicios de Kegel a través de una gran variedad de divertidos juegos. Yo como mujer y matrona recomiendo este gran producto (más información aquí).

 

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

 

¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?

Suelo pélvico

El suelo pélvico es el grupo de músculos que recubren el suelo de la pelvis y que están relacionados de forma directa con la continencia urinaria y anal, así como la sujeción de los aparatos urinario, reproductor y digestivo.

El suelo pélvico está delimitado por cuatro estructuras óseas: el pubis, los dos isquiones y el coxis, que forman un rombo. Este rombo está formado por dos triángulos: uno anterior (diafragma urogenital), que contiene la uretra y la vagina, y otro posterior (diafragma pélvico), que contiene la parte anal del recto. 

Entre el diafragma urogenital y el diafragma pélvico, es decir, entre la vagina y el ano, se encuentra el centro fibroso del periné. Es un punto estratégico, el punto de principal anclaje de muchos de los tejidos del suelo pélvico. Es fácil mirarlo y tocarlo, y constituye un buen punto de referencia para conocer el estado general de esta zona. El centro fibroso tiene, o debería tener, un tacto resistente y elástico. No debería estar abombado hacia fuera en reposo ni ser demasiado blando. Y, durante la contracción del suelo pélvico, debe endurecerse y meterse hacia el interior del cuerpo. Si observas que se abomba hacia fuera, es tiempo de acudir a un especialista para que valore tu suelo pélvico.

El suelo pélvico, en realidad, forma parte de un conjunto más grande: la esfera abdómino-pélvica. El techo de la esfera es el diafragma, las paredes son la musculatura abdominal profunda (transverso del abdomen) y la parte inferior es el suelo pélvico. Los tres configuran una unidad funcional, es decir, se relacionan entre sí, trabajan juntos.

Anatómicamente, el suelo pélvico es complejo. Se organiza en tres capas, pero a efectos prácticos hablaremos de dos niveles: profundo y superficial.

MÚSCULOS PROFUNDOS

Los músculos profundos están relacionados con la sujeción y el sostén de las estructuras. El más profundo es el elevador del ano, un músculo muy grande que cierra la pelvis por abajo. Tiene forma de U y rodea la uretra, la vagina y el recto, lo que permite el paso a través del hiato urogenital. Es tan grande que tiene cuatro fascículos con nombre propio: puborrectal, pubococcígeo, pubovaginal e iliococcígeo. El elevador del ano es el rey del suelo pélvico. Es el más grande, y el más implicado en la mayoría de los problemas. El músculo puborrectal hace una lazada alrededor del recto y la vagina, generando el ángulo anorrectal, un elemento clave en la continencia y en la correcta sujeción de las vísceras. Junto con el músculo coccígeo, el gran elevador del ano forma el llamado diafragma pélvico, una estructura en forma de embudo que configura la mayor parte del suelo de la pelvis.

MÚSCULOS SUPERFICIALES

Entre los músculos superficiales, destacan los que rodean la vagina y la uretra (isquiocavernoso, bulboesponjoso, transverso superficial…) además del esfínter anal. Los músculos superficiales están relacionados básicamente con el cierre y contención, pero también con el mundo sexual. Los músculos bulboesponjoso e isquiocavernoso se insertan en el clítoris y contribuyen a su erección.

Si tienes dudas, ¡La Matrona Responde!

MIOMA UTERINO

mioma uterino

¿QUÉ ES?

Es el tumor benigno más frecuente del útero y de todo el tracto genital.

Está formado por fibra muscular y contienen también tejido conjuntivo en cantidad variable como elemento de sostén.

La denominación más correcta es la de leiomioma, pero se designa también con los nombres de mioma, fibroma, fibromioma y fibroide.

FACTORES DE RIESGO

Factores éticos: más frecuentes en mujeres de raza negra.

Historia menstrual y paridad: inicio de la primera menstruación precoz y el no tener hijos.

Dieta: la carne roja, dietas hipercalóricas, alcohol.

Otros factores: cualquier factor que ocasiones un daño en el útero puede ser favorecedor de la aparición de miomas (infecciones, cirugías, etc).

FACTORES PROTECTORES

La práctica del atletismo puede reducir el riesgo de padecer leiomiomas uterinos según algunas estadísticas.

El tabaco también se ha considerado un producto que puede disminuir el riesgo. En los distintos estudios epidemiológicos publicados, se cuantifica una disminución del riesgo de entre un 20 y un 50%.

EVOLUCIÓN DE UN MIOMA

Estudios han comprobado que, en mujeres fértiles, el 7-40% de los miomas remiten en un período de entre 6 meses y 3 años.

La ratio de crecimiento medio de un mioma es de 1,2 cm en un período de 2,5 años sin embarazo.

¿DÓNDE LOS PODEMOS ENCONTRAR?

Existen diferentes localizaciones donde podemos encontrar un mioma:

Espesor del miometrio (capa muscular del útero): mioma intramural. Son los más frecuentes.

Mucosa: mioma submucoso. Pueden ser pediculados. Son los menos frecuentes. Son los que dan más síntomas.

Hacia la cavidad abdominal: mioma subseroso. Pueden ser pediculados (con forma de péndulo).

LESIONES ASOCIADAS

El mioma se asocia con frecuencia a hiperplasia del endometrio (endometrio engrosado) y a ovarios polimicroquísticos (ovarios con pequeños microquistes).

SÍNTOMAS

Aproximadamente el 30% de los leiomiomas son asintomáticos.

Las manifestaciones clínicas no están directamente relacionadas con el tamaño, sino con la ubicación. Podemos encontrar:

Sangrado uterino: es el síntoma más frecuente.

Dolor: aparece cuando hay complicaciones.

Síntomas por compresión: condicionados por el tamaño del mioma.

TRATAMIENTO

Se tratan cuando dan síntomas o crecen rápidamente, en función de la edad, deseos de descendencia y estado hormonal.

El tratamiento de elección es la cirugía.

MIOMAS Y EMBARAZO

Los miomas pueden influir en la mujer para conseguir un embarazo. Pueden aparecer también abortos por alteraciones de la implantación.

Durante el embarazo, los miomas pueden aumentar o disminuir su tamaño, pero lo más frecuente es que no cambien de tamaño. Cuando más aumentan es en el primer trimestre.

La complicación más frecuente de los miomas en el embarazo es el dolor.

También se relacionan los miomas en el embarazo con sangrados del tercer trimestre, parto prematuro, rotura prematura de membranas, alteraciones de la presentación fetal (aumento de podálicas y fetos deflexionados), aumento de las cesáreas, etc.

Si tienes dudas, ¡pregunta a tu matrona!

Imperforación del himen

imperforación del himen

¿QUÉ ES EL HIMEN?

El himen es una membrana mucocutánea (formada por piel y mucosa) que cierra parcialmente la entrada de la vagina.

Tiene una morfología variable, en forma de media luna, circular, cribiforme, etc.

El coito produce la rotura del himen y el parto origina múltiples desgarros en él, que conducen a la formación de las llamadas carúnculas mirtiformes.

¿QUÉ ES LA IMPERFORACIÓN DEL HIMEN?

La imperforación del himen representa un trastorno limitado del desarrollo que consiste en tener totalmente cerrada la entrada de la vagina debido a un himen sin perforación.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

El diagnóstico suele realizarse cuando se inicia la primera menstruación (menarquia), ya que la sangre se acumula y origina un hematocolpos (acumulo de sangre en la vagina), que puede llegar a ser bastante voluminoso y distender toda la vagina.

En ocasiones, la sangre se acumula también en el útero (hematometra) y en la trompa (hematosálpinx).

Al faltar la comunicación entre los genitales internos y el exterior, las secreciones de aquellos se acumulan en la vagina.

En la inspección, el himen se ve abombado y se aprecia su falta de tunelización. Por tacto rectal se comprueba la existencia de una tumoración, que frecuentemente se delimita por encima del borde superior del pubis.

¿QUÉ SÍNTOMAS SE PUEDEN TENER?

La paciente experimenta dolores de aparición cíclica mensual y de intensidad progresiva.

Es importante realizar un diagnóstico precoz para evitar complicaciones.

¿CÓMO SE TRATA EL HIMEN IMPERFORADO?

El tratamiento es muy sencillo, y consiste en la incisión de la membrana himenal.

Cambios de la mujer en la pubertad

cambios en la pubertad

¿QUÉ ES LA PUBERTAD?

La pubertad es la etapa de transición entre la infancia y la madurez sexual.

¿CUÁNDO OCURRE?

En la mujer ocurre entre los 10 y 16 años, siendo más frecuente entre los 12-13 años.

FACTORES DEPENDIENTES

La edad de la pubertad se ha ido adelantando en los últimos años debido a la mejora de las condiciones de vida y al estado nutricional, aunque la edad de la pubertad depende fundamentalmente de factores genéticos y raciales.

La pubertad también se ve influida por otros factores como el estado general de salud, el estrés familiar y la exposición a disruptores endocrinos (sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal del organismo humano y generar su disfunción).

La obesidad se asocia a pubertad más temprana, y las enfermedades crónicas, malnutrición y actividad física se relaciona con pubertad más retrasada.

CAMBIOS PUBERALES

CAMBIOS ENDOCRINOS

Podemos encontrar dos:

Maduración de los ovarios

Al acercarse la pubertad aumenta la secreción de ciertas hormonas que favorecen la maduración de los ovarios.

Como respuesta a esta función hormonal del ovario aparecen las menstruaciones o menarquía (primera menstruación).

Los primeros ciclos menstruales suelen ser anovulatorios.

Secreción de andrógenos

Normalmente se produce antes del inicio de la pubertad.

Ocurre en la corteza suprarrenal (glándulas situadas encima de los riñones).

DESARROLLO DE LOS CARACTERES SEXUALES SECUNDARIOS

Se desarrollan las mamas (telarquia) y el vello púbico (pubarquia).

Las mamas se desarrollan gracias a los estrógenos ováricos, y el vello por la secreción de andróginos suprarrenales.

En las niñas los primeros cambios son el desarrollo mamario y la aceleración del crecimiento corporal.

La primera menstruación ocurre en los 2 primeros años tras el comienzo del desarrollo mamario.

CAMBIOS EN LA COMPOSICIÓN CORPORAL

Aumenta la masa grasa y la masa muscular.

CRECIMIENTO

Aumenta la velocidad de crecimiento por la hormona de crecimiento y otras hormonas sexuales.

Las chicas crecen unos 25 cm durante la pubertad, y los chicos unos 28 cm, siendo en los chicos este crecimiento dos años más tarde que en las chicas.

A partir de la primera menstruación el crecimiento corporal se enlentece.