Extractores de leche

Si das lactancia materna a tu bebé, pueden ser varios los motivos por lo que tengas que sacarte leche en un momento dado. 

Por ejemplo, podría ser necesario si te reincorporas al trabajo o deseas hacer un banco de leche para algún contratiempo. 

Existen diferentes tipos de extractores de leche.

Los sacaleches manuales son más básicos y económicos, y en general funcionan accionando con tu mano una palanca que ejercerá el bombeo sobre el pecho y así produciendo la extracción de leche. Se recomiendan para  un uso ocasional, o si ya tienes experiencia extrayéndote leche, ya que son más lentos y requieren más esfuerzo. 

Los sacaleches eléctricos se conectan a la corriente o usan pilas para que de manera automática empiecen a hacer la extracción de leche sin necesidad de que tú estés bombeándolo con la mano. Este tipo de sacaleches favorecen una extracción más rápida y eficaz, permitiendo regular la velocidad e intensidad de la succión.

La Matrona Responde os presenta los extractores de leche más vendidos.