Recipientes para leche materna

No todos los recipientes son iguales y sirven para las mismas cosas. Por ello, es que una vez extraída la leche materna, debemos conseguir un envase que permita guardarla de una forma óptima y mantenerla libre de cualquier bacteria durante varios días.

La mayoría de recipientes para leche materna están diseñados con cristal o plástico y no es necesario decantarse por uno u otro material, ya que ambos funcionan a la perfección.

Sin embargo, para elegir un buen recipiente es necesario que cuente con una boca ancha, a fin de que la limpieza del mismo pueda hacerse a fondo y no se queden restos de leche dentro del envase.

De igual manera, si elegimos recipientes de plástico, estos deben ser específicos para uso alimentario.

La Matrona Responde os presenta los recipientes para leche materna más vendidos.